domingo, 7 de diciembre de 2008


“...¡Qué doloroso
fluir del tiempo vivo
desangrándose a chorros”

José Hierro


MUERDO las horas lentas.
Se cuelan minutos
en estancias vacías.
Recuerdos amargos
ávidos de luto.

Sólo retratos de sepia,
enmudecidos,
desgajados,
desprovistos de color
me adivinan el tiempo.

Deshago corazones,
fragancias de canela
y limón con romero.

Me arrodillo al instante.
Al gozo que no pasa,
y ya no siento mío.

Y finalmente vuelo
hacia el país sin estaciones,
con el pulso en los labios
y latidos de viento.


Alodia

6 comentarios:

jfmarcelo dijo...

Hola:
Acabo de ver tu blog.
Espero que visites mis blogs, son fotos de mi pueblo, de España y de Italia y Francia:

http://blog.iespana.es/jfmmzorita

http://blog.iespana.es/jfmm1

http://blog.iespana.es/jfmarcelo

donde encontrarás los enlaces de todos los blogs.
UN SALUDO.

Felipe Sérvulo dijo...

Es muy agradable saber de tu persona y de tu quehacer poético.
Besos mil.

el piano huérfano dijo...

vuela niña
Vuela con tu alma
el tiempo no existe si no eres feliz

una poesia muy bonita

un beso

santiago dijo...

querida poetisa, uno vuela entre tus hermosas palabras.
un placer leerte

Bel dijo...

Hubo un tiempo en que escuchaba con frecuencia la música de Lorena Mckennitt y precisamente hace pocos días leí, no recuerdo bien dónde, que la utilizan en clínicas que me parecieron bastante serias con fines terapéuticos.
Sí, es cierto, el tiempo se desangra o se cuela apenas, si está vacío como las estancias.
Un abrazo.

Fugaz dijo...

Deshago corazones,
fragancias de canela
y limón con romero.


Me encantó, faltó bien poco para sentir esa fragancia de tan deliciosa combinación.

Me gusta leer tus poemas son todo un regalo.