viernes, 20 de marzo de 2009

LOS BUENOS ACTOS DE LA VIDA


Esta semana he vivido intensas emociones que son difíciles de describir. El pasado sábado 14 de marzo tuve la inmensa oportunidad de compartir unas horas con el magnífico novelista Lorenzo Silva. Me gustaron mucho las respuestas que daba a cada pregunta formulada. Era la primera vez que realizaba una auténtica labor de periodista y fue emocionante. Puedo decir que Lorenzo es una persona muy agradable, abierta y accesible para la gente, además de su faceta como escritor profesional.

4 días después operaron a mi padre. Ese miércoles había leído la maravillosa columna de Angela Becerra en el ADN titulada "Pegamento humano". Hablaba de los pequeños gestos de la "buena gente", "la que apuesta por el lado bueno de la vida": la enfermera que sonríe al enfermo mientras le coloca el gotero, el tendero que atiende nuestro pedido mientras nos pregunta por la salud, el estudiante que cede su asiento en el autobús a la mujer embarazada...esos pequeños actos anónimos que nunca saldrán en la tele o en el diario y que nos hace ser más felices, más humanos.

Mientras esperaba a que mi padre saliera de la operación de lagrimal, me dirigí a la sala de espera en busca de una máquina expendedora de refrescos. Introducí una moneda de 50 céntimos, pulsé el botón y no salía nada. Añadí 50 céntimos más y nada, no salió el agua que pedí. Al final fui a buscarla en la planta inferior del hospital. Al cabo de unos minutos, vino a buscarme una señora muy amable para decirme que con 20 céntimos más tendría una estupenda botella de agua de 1 litro, que aprovechara el euro que había metido en la máquina. Este simple gesto me hizo reflexionar. Podría haber pasado de mi y cualquier otra persona se hubiera aprovechado de mi dinero.

Lo que me lleva al artículo de la escritora colombiana, a las buenas personas que con simples actos hacen la vida más fácil y agradable.

La última emoción del día es haber recibido un email de mi admirada Angela, en el cual aplaudía con gran entusiasmo mi bitácora, comentándome que le había encantado.

¿Qué más se puede pedir? En tan pocos días, grandes emociones, grandes victorias que lanzamos a la vida.

Por cierto, mi padre se está recuperando fantásticamente.

Ahora sólo me queda desearos una feliz primavera.

Un beso para todos.

Alodia

Imagen: Sandro Boticelli, "Nacimiento de Venus"




14 comentarios:

Felipe Sérvulo dijo...

A veces la felicidad está en esas pequeñas cosas.
Un fuerte abrazo y espero verte dentro de unos días.

Sintagma in Blue dijo...

Porque la felicidad debe consistir en eso mismo.

besos, besos

€_r_i_K dijo...

A veces, hago cosas pequeñitas pero importantes para los demás, pero intento que no sepan que he sido yo, lo hago simplemente por ejercicio, me siento bien, y cuando me pillan, intento apañarmelás para que crean que no fuí yo.....Algún Gnomo les digo.....


Besos....

goyo dijo...

navegando, navegando fui llegando.
Me gusto lo que has escrito, vida cotidiana... con mucho sabor.
Yo hago algo parecido, te espero en casa.
un beso

Myr dijo...

Muy Feliz primavera para ti y me alegro muchisimo de que tu padre haya salido bien de la operacion.
Y que hayas disfrutado de ese encuentro amistoso y literario tan importante.

Y si, de acuerdo contigo, son esas pequenias cosas cotidianas que alegran la vida. Neceistamos mas gente que expanda amabilidad y optimismo.

Beso muy grande

ILUSION dijo...

Hola Alodia,,Me alegra que tu papá se esté recuperando satisfactoriamente,,,y tienes razón esas pequeñas cosas que nos suceden, nos hacen ser un poco más felices¡¡¡¡

Besitos y feliz primavera¡¡¡¡

Venus dijo...

La felicidad esta en saber apreciar las cosas sencillas...
Hermoso...
“Dios creó al hombre
Porque le encantan las historias.”
Elie Weisel (Premio Nóbel de la Paz 1986)
Te invito a visitar mis blog,

http://loscuentosdevenus.blogspot.com/
http://www.recuerdodevenus.blogspot.com/

Beso,

Maria

Janeth dijo...

Hola Alodia, es con esa gente por la que el mundo sigue girando, es por esa gente que la vida todavia nos sonrie por las mañanas al levantarnos, la gente buena la que hace coss buenas, ellas son el amanecer del nuevo orden, del nuevo mundo que tenemos que formar, agradecida por tu post tan bonito te dejo besitos y mucha paz en ti
Janeth

angélica beatriz dijo...

Wow mi querida Alodia. Qué grato debe ser poder escribirte con esa magnífica escritora como es Ángela Becerra. Me gusta mucho su prosa poética, y no dudo de que su bondad cubre el horizonte de mucha gente.

Que Dios te bendiga amiga linda, y te siga dando días tan bellos como los de esta semana. Y que tu papito se termine de recuperar, te lo deseo de todo corazón.

Un beso grande.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

alodia, jajaja recorté el articulo de pegamento humano, me pareció soberbió (tuvimos telepatía)
Hoy ha sido una delicia leerte, Alodia, tus letras eran un remanso.
buen finde guapa

José Del Moral De la Vega dijo...

Y la alegría, con las palabras con las que se cuenta, se transforma en un globo que aumenta y aumenta...,y brilla, y a muchos les alumbra
Enhorabuena.
Un abrazo

Bel dijo...

Gracias, Alodia. Feliz primavera a ti y verano y todos los días, aunque sea un fugaz momento.
Abrazos.

Fran dijo...

Estoy convencida que la gran mayoría de las personas son buenas.
Y pueden influir además con su trato para que todos seamos mejores y más felices.

LILIT dijo...

ahí está,
lo has dado,
esos son los momentos,
eso es.
Solo hay que saber verlos y disfrutarlos.
que no es poco.

Mi hermana hoy me llamó toda feliz, porque se veía incapaz de aparcar, y amablemente un chico que pasaba por allí se ofreció ayudarla....los buenos actos de la vida...

lindo, real, práctico, cercano tu texto.