viernes, 6 de noviembre de 2009

EL MÓVIL MUERTO


Espero tu llamada
en este lento agosto,
pero el móvil se aferra
al terrible suicidio.
Mis ojos se desvían
a cada instante
hacia el mudo aparato.

La garganta se me seca,
turbulenta ansiedad podrida.

Mi respiración,
el latido acelerado,
el temblor de unas manos...
Sólo la noche árida
y mi desnudo cuerpo
agitándose entre las sábanas.
Una noche que espera
tu maldita llamada.
Un cuerpo que arde
en deseos de pasión.
Tus caricias, tus besos...
El abrazo que no llega
y se aplasta contra
las persianas partidas.
Tu voz imaginada
en la larga distancia...
Nada más que
horas muertas
y el frío silencio
de la habitación rota.

Alodia



14 comentarios:

€_r_i_K dijo...

Ahora el Tiempo es pasado...
Llegarán a tiempo otras llamadas...


Besos...

Emilio dijo...

Se siente la angustia de la espera que has querido transmitir con tus versos, Micaela.

Abrazos.

Janeth dijo...

La desespaeracion por la amada, me imagine hasta el ultimo gesto de la persona ante el movil muerto que no sonaba y la angustia por saber de su amor, mi poeta amiga, tus letras son fabulosas!

Lisandro dijo...

No hay nada mas feo que esperar, pero la espera siempre tiene su buena recompenza!!!!! un abrazo!!!

Adrisol dijo...

es desesperante estar atento a una llamada que al final no llega..
entiendo esa angustia que transmiten tus palabras..

besos,reina
buen finde

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

he sentido la angustia de la espera en este poema; me encató
un besazo

ROSA dijo...

que bonito, sientes en cada palabra una punzada de angustia y de dolor.

Un bsoooo!!!

Mistral dijo...

Expesado perfectamente y envuelto con una capa de belleza poetica.
Enhorabuena

Gracias por tu visita

Un placer leerte

El Drac dijo...

Qué bonito.

AUGUSTO ZORRILLA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Micaela, gracias por este viento azul que trasunta las estaciones y se transforma en cada verso en un arcoiris y en la nocturnidad en una bella aureola boreal.
Haz plasmado cuán denso es cada segundo en la espera de una reconciliación, mas a veces el orgullo es la mina que al detonar hace más difícil el camino de regreso.

Muy lindos tus poemas y gracias por tus comentarios.
Un abrazo MIcaela( Alodia)

Teresa dijo...

Se palpa en los versos la lenta y desolada noche en la espera.

Besos
Teresa

verdial dijo...

Cuán angustiosa es la espera que nos hace desesperar. Magistrarmente plasmada en tus letras.

Un abrazo

Fugaz dijo...

Vivir en la espera, aferrarse a algo que sabemos que no sucedera y no ser capaces de dejarlo atras, tan solo nos lleva a sufrir cada momento, cada pensamiento y cada instante... Es angustioso, y asi lo transmiten tus versos.

Besos!