viernes, 24 de septiembre de 2010

SÉ QUE NACÍ


Sé que nací
para atesorar el mundo
entre mis manos.

Deshacer mi alma
con cada primavera
de polen virgen.

Descalzarme ávida
de sentidos
en la pradera húmeda.

Sé que nací
para beber tu aliento,
torrente efímero
de largos besos.

Sé que nací
para engullirme la vida
minuto tras minuto,
arrojando las vilezas,
pequeñas lágrimas
frente a grandes aplausos.

Sé que nací
para sentirte siempre
vida,
condenadamente “a tientas”,
y que tras mi paso
por este territorio,
todos mis sorbos
se perderán en la arena.

Micaela
Imagen: "Primavera" de Sandro Botticelli

9 comentarios:

Mistral dijo...

Sé que naciste para envolvernos con esos maravillosos versos, que salen de tu alma llena de vida.

Saludos cordiales.
Un verdadero placer leerte y... gracias

verdial dijo...

Afortunada tú, que tienes conciencia de que estás y para lo que estás en este mundo. Y para colmo lo expresas calando hondo.

Un abrazo

Janeth dijo...

Asi es amiga nacemos para eso exactamente, para vivir la vida con tanto entusiasmo, cuidando el presente porque en él viviremos el resto de la vida.

Liberandonos de la ansiedad, pensando que lo que debe ser será, y sucederá naturalmente.

Feliz dijo...

Genial Micaela. Sé que nací para beberme la vida a sorbitos y saborearla entera, sin q quede una sola gota cuando llegue mi hora. Feliz fin de semana. Saludos cordiales.

Myriam dijo...

No, no se perderá en la arena. Y que linda forma de saber que naciste.

Besos, mi querida amiga.

José Antonio Fernández dijo...

Un poema con mucha carga de optimismo, que falta hace.
Me ha encantado leerte.
Un abrazo fuerte.

JUAN JES dijo...

Sabroso!

JUAN JES dijo...

Hermoso

Rosalía dijo...

En el otoño un poema como este hace los días más largos.. y con más sabor a vida.