sábado, 9 de octubre de 2010

SABIO, EL CUERPO HABLA


Hace unos días he recibido el correo de una amiga con este mensaje relacionado con el cuerpo que me ha encantado. Es anónimo el autor, muy sabio. Espero que os guste igual que a mi.

Muchas veces:

El resfrío "chorrea" cuando el cuerpo no llora.

El dolor de garganta "tapona" cuando no es posible comunicar las aflicciones.

El estómago arde cuando las rabias no consiguen salir.

La diabetes invade cuando la soledad duele.

El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta.

El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan.

El corazón afloja cuando el sentido de la vida parece terminar.

La alergia aparece cuando el perfeccionismo está intolerable.

Las uñas quiebran cuando las defensas están amenazadas.

El pecho aprieta cuando el orgullo esclaviza.

La presión sube cuando el miedo aprisiona.

Las neurosis paralizan cuando el niño interior tiraniza.

La fiebre calienta cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad.

Y tus dolores callados? Como hablan en tu cuerpo?

Imagen: Extraida de The Science Photo Library.

10 comentarios:

Ismael Pérez de Pedro dijo...

también me gusta, bien por ponerlo, salud y petons

ILUSION dijo...

Excelente mensaje,,,,gracias por compartirlo,,,me ha gustado mucho,,,,Besitos linda amiga y feliz fin de semana,,,

Feliz dijo...

Creo firmente en el vocabulario singular de nuestro cuerpo; es sabio, muy sabio, como la naturaleza en general, por lo tanto es bueno escucharlo y saber interpretar lo q nos dice. Interesante post. Feliz fin de semana. Saludos cordiales.

verdial dijo...

No he leído nada más certero que ésto en mucho tiempo.
Todas las frases aciertas.

Un abrazo

mipequeñomundo dijo...

Así es!.De alguna manera nuestro cuerpo verbaliza lo que se siente en el alma.La tristeza profunda: enferma y la alegría: sana.

Un saludo cariñoso para ti y buen fin de semana.Rayén

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Es realmente cierto y se puede comprobar prestando atención a nuestro cuerpo o a los síntomas de las personas que tenemos cerca. Ay si estuviéramos más atentos, seguro que nos ahorraríamos más de mal y mucho medicamento.

Besos

José Antonio Fernández dijo...

La fiebre es el efecto, no la causa.
un abrazo fuerte.

Myriam dijo...

Un mensaje claro y conciso. El cuerpo e ssabio, haríamos bien en escucharle.

Besos y gracias, Micaela.

santiago dijo...

mi querida amiga, me parece genial.
Un abrazo y placer saludarte

Janeth dijo...

Exelente, el cuerpo es una de las maquinas mas perfectas, nos cuenta y avisa de sus dolencias, me encanto muy inspirador y edificante entrada....