domingo, 30 de octubre de 2011

SUZANNE POWELL O EL AMOR INCONDICIONAL




En esta ocasión os quiero presentar a una mujer extraordinaria que he tenido el placer de conocer a través de sus clases en el primer nivel del curso Zen. Ella es Suzanne Powell, una mujer irlandesa, afincada en Barcelona desde hace más de veinte años. Es psiquiatra filosófica, especialista en Medicina Ortomolecular, conferenciante de nutrición y alimentación, profesora de inglés e imparte gratuitamente los cursos de sanación Zen, para el control del sistema nervioso además de asistir a cualquier persona sin pagar, de manera incondicional, por el sólo hecho de ayudar a la gente y de dar esperanza a todo el mundo, incluso cuando no la hay.

Como he comentado, he recibido un regalo maravilloso: las enseñanzas de Suzanne, al lado de casi cuatrocientas o quinientas personas. Y este hecho me ha llevado a pensar en la cantidad de personas que estamos buscando ayuda, respuestas, en esta sociedad de consumo y de crisis que no conduce a nada.

Momentos mágicos, muchos; pero sobre todo destacaría el momento final de la clase cuando todos formábamos cadenas enteras, unidos a través de nuestras muñecas, con la intención de que se abriesen nuestros chacras y poder abrirnos a la Energía Universal.

Suzanne cuenta en uno de sus vídeos, que con menos de 20 años, fue diagnosticada en Irlanda de un cáncer de cuello de útero, sin remisión. Sólo tenía esperanza de 1 entre 100. Ella estudiaba español y se dio la oportunidad de venir hasta aquí para cumplir su sueño. Pidió ayuda al cielo, a Dios…y se prometió que si conseguía curarse, dedicaría el resto de sus días a ayudar a los demás. Entonces fue cuando conoció a su maestro quién le explicó muchas de las enseñanzas con las que actualmente cuenta, y le ayudó a sanarse, teniendo en cuenta diferentes temas como una alimentación sana, una respiración consciente y un cambio de pensamiento más positivo.

Y esto mismo es lo que intenta transmitir en sus conferencias y en sus cursos. Llegar a ser consciente de uno mismo las 24 h. del día, con una respiración adecuada que relaja el sistema nervioso, meditación consciente de cinco minutos como mínimo y una alimentación consciente, adecuada para el organismo…De momento puedo deciros que he asistido al primer nivel y estoy encantada y deseando asistir al segundo para profundizar más en estos temas.

Creo que en estos años que corren, personas como ellas, son ángeles que vienen a asistirnos, a darnos fe en nosotros mismos y para darnos cuenta que la vida es increíble y que estamos aquí con una finalidad que cumplir: aprender, aprender, aprender…

Os facilito su página web para contactar con Suzanne:
www.suzannepowell.es y la dirección de su blog: http://suzannepowell.blogspot.com


7 comentarios:

AMBAR dijo...

Hola Micaela, nos traes un artículo muy interesante, ya le he dado un vistazo y me gusta, me alegra que lo puedas disfrutar.
Realmente los pensamientos son energía activa, hay que tener cuidado lo que se desea y piensa, que sea en lo positivo, bueno y bello para obtener buenos resultados.
Un abrazo.
Ambar.

moderato_Dos_josef dijo...

maravillosas persona sin duda. Ya quedan pocos como ella... El mundo se vuelve escéptico y egoísta.

UN abrazo.

Janeth dijo...

Que gusto saber que existan personas tan humanas y llenas de nobleza en el corazon... la voluntad de aprender y seguir un camino conciente es una de las mejores opciones para producir un cambio en la vida de las personas, me alegra saber que tu eres una de ellas amiga
Un beso....

angélica beatriz dijo...

Un beso, querida Micaela.

Vuelvo a leerte.

Mistral dijo...

Es gratificante saber que hay personas como Suzanne. Gracias por la interesante información.

Gracias por tus amables palabras en mi blog.
Siempre es un verdadero placer leerte.
Besos, Micaela

Estrella Altair dijo...

Te lo agradezco mucho y me apetece conocerla... siempre es interesante ver a este gente que se adapta tambien a la vida..

Un beso

Myriam dijo...

Una interesante experiencia de vida y apuesta altruista.

Practico Meditación a diario y enseño a mis pacientes Meditación Consciente.

Sobre especificamente la llamada "ortomedicina" tengo mis reservas.

Besos