domingo, 7 de junio de 2015



Esta ciudad en la que habitamos nos habla a cada instante. Nos remite a nuestro pasado y nos conduce a un futuro incierto y lleno de temores.

Miles de seres deambulan cada día por sus calles atrapando el silencio de los semáforos y respiran ansiedad, fuego o lujuria. Van a sus trabajos con desgana, dejándose llevar por el pulso de la rutina. Apenas han puesto un pie en el suelo, los problemas surgen de sus cabezas por doquier. Viven atrapadas en un mundo insólito que no les permite sentirse libres. Son personas que se esconden tras una máscara, sufren y les cuesta relacionarse con los demás, casi no han vivido la vida, no han conocido el amor o han tenido una infancia turbulenta.

La ciudad es un escaparate de belleza sin igual: La Sagrada Familia, La Pedrera, El Tibidabo, La Casa Batlló, el barrio gótico, el Port Olímpic…Rebosa de restaurantes, hoteles, comercios y oficinas. Su luz atrapa al viajero para siempre.

Mientras Barcelona presume de su belleza y encanto, son otras almas las que se despistan en su devenir y van buscando un plan de vida diferente que no encuentran.

Fragmento de mi novela "El abrazo de los girasoles", La Plana, 2014
Imagen: La Pedrera
Fragmento de mi novela "El abrazo de los girasoles", La Plana, 2014



2 comentarios:

herti musthofa dijo...

Estable le da ánimos para seguir adelante, a pesar de su determinación y optimismo se están reduciendo.
Apa itu Keguguran? | Penyebab Keguguran | Jenis Jenis Keguguran

Myriam dijo...

Adelante y mucho éxito, Micaela!!!

Barcelona siempre bella con almas despistadas o no,
siempre bella, pujante, señorial y...
especial

Besos