martes, 3 de febrero de 2009


Viajar de lejos
con el corazón palpitante,
almacenando risas,
rostros anónimos,
llantos vulnerables...

Será el paisaje
más leve y más hermoso,
capaz de romper
latidos de acero.

Volverá la inocencia
de los ojos,
la verde desnudez.

Alodia

Imagen: "Camino de Tetsugaku" (Kyoto)

9 comentarios:

ALMA dijo...

que placer es leer la calidez de tus versos,me olieron a primavera anticipada...
un beso...y un placer

ALMA

€_r_i_K dijo...

La dureza de algunos Corazones a veces es infranqueable...
Pero sí, si se almacenan muchas risas,es posible romper caparazones...

Un Abrazo....

santiago dijo...

tuve que elegir unos poetas para un meme y tu eres uno de ellos, entra en mi blog y lee el post
Un abrazo

ILUSION dijo...

Hola Alodia¡

Bello como siempre, es un gusto leerte¡¡¡

Besitos¡¡¡

Sintagma in Blue dijo...

Una leve inocencia siempre renace.

Bel dijo...

Hermoso viaje, hermosa imagen.
Besos.

ESTRELLA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ESTRELLA dijo...

Hola, por fin he contactado contigo!!
Como siempre tu poesía bella y
mágica, dulce y sensible.
Me encanta!! Gracias.

Besos de una ferviente admiradora.

Raiza Sommi dijo...

Preciosa poesía, observar el paisaje con los ojos del alma.

Saludos