sábado, 24 de julio de 2010

ME QUEDAS TÚ, NUEVA YORK


Este poema lo escribí hace unos años cuando viajé y descubrí la ciudad de Nueva York, de la que tengo un recuerdo maravilloso.

La imagen que lo acompaña es un cuadro de una estupenda escritora y pintora de la que he hablado anteriormente Cristina Bergoglio.


Hasta septiembre. Feliz verano!!!!



Nueva York se viste
con ojos de fuego.
Se plasma en mi piel
como un viejo pergamino,
un tatuaje radiante
de estrellas vaporosas.

Nueva York se despierta
eterna, cada mañana,
con la fuerza del rayo,
golpeando salvaje el sueño
de miles de turistas.
Se prepara el desayuno
en la fragua de las calles,
hervideros de pizzas,
hamburguesas y hot-dogs.
Olores agonizantes se agitan
con violencia por las rejillas
de los metros y se quedan.
El aire viciado camina
penetrante, sin permiso,
por mi cabeza atormentada.

Soy un anuncio eléctrico
del mágico Broadway.
Estoy pegada, sin saberlo,
al sol artificial de la mañana.
Después me desenredo
de los cables que me atan.
Tengo el cuerpo malherido.
Estoy atravesada de fulgor.
Yo ya no soy yo, sino una huella
latente de vida nueva,
un rostro perdido
en la inmensidad del asfalto.

Sombra y muerte constante.
Luz nueva y vida.
Soledad y compañía
en una ciudad dominada
por las pasiones, los vicios
y la locura del juppie.

Nueva York es la gran fiesta.
La juerga inacabada
que barre avenidas enteras
de coches de lujo
y taxis hambrientos.

El aire vibra descomunal
azotando esquinas de hierro.
Acaricia las farolas,
antorchas diamantinas,
y penetra con esmero,
a través de edificios colosales.

La vista se me pierde.
Se adelgaza y se estira.
Se empapa de colores
hasta la saciedad enervada,
chorreando matices
y encendiendo antorchas.

Mi aliento se retiene
a cada instante, oscuro.
Te respiro imparable
con los pulmones encharcados
de humo y cenizas.
Casi me asombro de vivirte,
de tenerte entre mis brazos,
escurridiza siempre,
inacabable, imperfecta.

Nueva York es una sorpresa
de música y cine.
Escenarios de colores.
Brillo de estrellas
cantando y bailando
a ritmo de jazz y blues.
La ronca voz de un negro
tiembla en la garganta
y se agita entre mis venas.
¿Es llanto, es pena o gozo
salvaje de un alma rota?
Y desde ese bar maltrecho
te añoro, ¡tan lejos!

El humo colgado de blanco
se hunde en mi noche,
En sigilo y muy despacio.
me rompe en pedazos.
¡No puedo olvidarte!
Quiero perderme
en las aceras de esta extraña
ciudad que me persigue;
pero tu sombra me rodea.

Tu recuerdo palpable
en Central Park me adivina
que no estoy sola.
Me gustaría coger esa nube
de la bella “Promenade”
y regalártela mañana.
O llevarme la luna
del puente de Brooklyn
y pegarla a tu cuerpo.

Y no estás aquí, ni nunca.
Sólo eres un sueño
que se va muriendo
entre estaciones de metro,
atrapando semáforos
y letreros incandescentes.

Pero me quedas tú,
Nueva York,
locura de mis sentidos.
Por unos días me perteneces.
Te llevaré conmigo
y adivinaré tu alma peregrina.
Me embriagaré con tus luces.
Tus largas manos
me envolverán en silencio,
y volveré a la vida.

Micaela

Imagen: "El río Hudson" de Cristina Bergoglio

22 comentarios:

fiaris dijo...

Hola que bueno que escribas Mica se te extrañaba,cariños pasarlo bien!

El Drac dijo...

Por tu buen poema se nota que es una ciudad que te cautivó. Un abrazo y enhorabuena por tu vuelta

José Antonio Fernández dijo...

Es una ciudad que no conozco, pero seguro que es de las que no dejan indiferente. tu poema lo demuestra.
Un abrazo y gracias por dejarnos tu visión poética de la ciudad.

Janeth dijo...

Mi querida amiga que linda poesia, que magica ciudad, con ese trajin incansable que muestras en cada letra, recorriendo calles, plazas y parques, percibiendo olores y melancolicas nostalgias,me llevaste de la mano y la recorri contigo.

Martha Cecilia Cedeño Pérez dijo...

Micaela,
es un placer leer este poema de largo aliento sobre una ciudad estupenda que no deja a nadie indiferente.
Que tengas un feliz verano y nos veremos en octubre (viajo un par de meses a América).
Un abrazo afectuoso,
Martha

Feliz dijo...

Una amplia y subjetiva visión de la ciudad de los rascacielos, hecha además hermoso poema. Me encantaría conocer N Y, espero hacerlo algún día. El cuadro fantástico también. Gracias por compartir. Saludos cordiales desde Asturias. Feliz día amiga.

Associació Cultural Anceo dijo...

Muy bonito. Me ha gustado el verso que dice
"después me desenredo de los cables que me atan".
Desde que leí a Lorca quise ir a NY. Espero poder hacerlo este diciembre. Precioso poema. Felices vacaciones para ti también, Micaela

Myriam dijo...

He estado allì Micaela, en el pasado y vuelvo a estarlo ahora con tus versos.
Es tal y cual la describes,

Besos desde Buenos Aires.

Adrisol dijo...

parece que esta ciudad te cautivó y mucho...me alegra por tí!!

besos y gracias por tu compañía de siempre..

AMBAR dijo...

Hola Micaela, por tus letras veo que tu vieje a ese maravilloso lugar te ha dejado muchos y buenos recuerdos.
Que disfrutes de tus vacaciones.
Un abrazo Ambar.

verdial dijo...

Hermoso y bello homenaje el que le haces al lugar que tanto te impresionó.

Felices vacaciones.

Un abrazo

emilio dijo...

Alucinante N.Y., y más en tu poema...
No soy de grandes ciudades, lo reconozco, salí de una gran ciudad a vivir en un pueblo por eso mismo, pero reconozco que N.Y. es algo impresionante.

Un abrazo amiga y felices vacaciones.

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

De hecho y sin conocer esa megalopolis NY despliega todo un abanico de historias; el cosmopolitismo convierte en bohemia el existir de cada uno de sus habitantes; es casi imposible no abrumarse por su omnipresencia.

Un abrazo !

Ismael Pérez de Pedro dijo...

Precioso poema y precioso blog, me encanta tener vecinas con las que hablar y leer simplemente abriendo una ventana. Distruta de tus vacaciones

Carla dijo...

Maravilloso poema Micaela. Muy bueno!

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Micaela. Más que poema es la historia clara y concisa de un viaje a Nueva York, con más ojos que el cielo, y más memoria que un elefante. Prodigiosa narración.
Admiro el prodigio de tus letras que tan acertadamente nos describe el viaje de una turista.
Un abrazo desde Güimar. Tenerife. Islas Canarias.
Jecego.

Myriam dijo...

Y por supuesto, Micaela querida, mil gracias por tus felicitaciones por mis nietas. las estoy disfrutando un montón, en verdad.

AMBAR dijo...

Perdón, por poner el mismo mensaje a todos
El 5 de este mes me operaron de los ojos
Volveré a leer vuestras letras, cuando me sea posible
Aún no estoy completamente bien
Gracias a todos aquellos que me habéis apoyado
Dándome ánimos con vuestras palabras
Llenas de cariño y Amistad, dejadas en mi rincón.
Un abrazo.
Ambar.

Feliz dijo...

Paso a dejarte mi saludo y a desearte feliz día. Un abrazo desde Asturias.

AMBAR dijo...

Hola Micaela, paso a saludarte y desearte que disfrutes del resto de tus vacaciones.
vuelve con energía renovada y ganas de escribir, nosotors aquí, te esperamos.
Un abrazo
Ambar.

santiago dijo...

estimada amiga, mucho tiempo sin entrar en tu caso y leer tus poemas, pero como siempre un gustazo disfrutar de tus letras.
Un abrazo y placer saludarte

Mistral dijo...

Es una magnifica poesía. dan ganas de volar hacia allá al instante.

Besos