sábado, 28 de septiembre de 2013

CUÁNDO

Cuando sigo tu luz
viajo en el tiempo de las estrellas.
Busco envolverme con la luna
para cubrir mi cuerpo
con besos de amapola.

Cuando abro los ojos
cada mañana de alegría
me encuentro con los tuyos
iluminándome por dentro.

Cuando me abrazas
en el silencio del bosque
un torrente de lirios
se derrama por mi espalda.

Cuando me nombras,
noche de verano enardecida,
mil jilgueros de viento
estallan como cristales
en mi ventana.

Te vivo cada día
con el grito de la música
en mis alas abiertas
y el sabor de los mares,
menta y chocolate
untados en pan de sueño.


Imagen: La Primavera de Sandro Boticelli

5 comentarios:

Mistral dijo...

Precioso Micaela. todo el poema me gustó, pero me encantó el tercer cuarteto.

Gracias por tu visita

Un saludo

MAJECARMU dijo...

Micaela, tu poema está lleno de luz y de paz...Tus versos ascienden en un deseo de encontrar esa libertad de espíritu y encontrar la esencia interior...Esa esencia que está en la naturaleza y nos viene del cielo...Muy bonito y emotivo.
Te dejo mi felicitación y mi abrazo grande,amiga.
Feliz sábado, Micaela.
M.Jesús

Janeth dijo...

Lindo poema Micaela amiga, desde el corazón del Alma nos invitas a viajar por aquellos estados de conciencia elevados...que nos unen en momentos especiales al misterio y la magia de la Vida...

AMBAR dijo...

Hola Micaela, al no pasar muy seguido me perdí esta belleza.
Un abrazo.
Ambar

Myriam dijo...

Qué bueno que bajé hasta aquí, porque estando de viaje, me había perdido este poema tan sensual.

Besos, Micaela