domingo, 20 de octubre de 2013

CLAMO LA LUZ DEL DIA


“Hay dos maneras de vivir tu vida. Una es como
si nada fuera un milagro. La otra es como
si todo fuera un milagro”

Albert Einstein



CLAMO LA LUZ DEL DIA,
el olor de la lluvia
en los poros de mi piel.
Me rompo con el viento
que susurra notas de amor,
a través de mi alma.
Siento que esta primavera
me devuelve el recuerdo
de tus ojos, tu pelo verde,
canciones de luna chica.
Sí, mi niña, por fin te decidiste,
y has roto el pacto
que firmaste un día con dios.
Vienes de nuevo a la vida
abrazando el fuego más intenso,
robando minutos al tiempo.
Me prendes el corazón,
en un tranvía de ilusiones.
Lenta y callada prosigues
con mi cuerpo herido,
lo suavizas con aguamiel,
lavanda y crisantemos.
Después nos bebemos
un puñado de estrellas
en la levedad de la noche.





4 comentarios:

AMBAR dijo...

Hola Micaela.
Muy profundo, bello y lleno de amor todo el poema, frase por frase, me gusta el final.
Un abrazo y una buena tarde de domingo.
Ambar

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Precioso trabajo Mikaela...

Janeth dijo...

Saludos mi linda amiga, un poema hermoso lleno de luz, verdad y sobre todo mucho amor
Abrazos

Myriam dijo...

Un poema sutil, delicado. Me gusta.