sábado, 15 de noviembre de 2008


OTOÑO de desvelos
inauditos y rotos.
Te cobijas en mi piel
para enredarme en nudos
con hojas de castaño.
Te mezclas con la lluvia
y apagas fuegos veloces.
Descorres mis cortinas
cada mañana oscura,
con el aroma a café
y el sabor de los vientos.
Atrapas mis silencios
con el eco de tus dedos,
bañados en dulce savia.
Me reconfortas como
un abrigo azul de acacias.

Alodia

Imagen: Michael Jastremski (Philadelpia)

11 comentarios:

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola Alodia, encantada de saludarte. Gracias por tu visita a mi rincón, eres bienvenida siempre que lo desees. Tu blog es delicado, armonioso, donde se respira paz y sosiego. Un placer comunicarme, seguimos en contacto.

Beatriz

santiago dijo...

me reconfortas como un abrigo azul....hermoso, es un placer acudir a us letras poetisa
un saludo

eterno.embeleso dijo...

Me encantó la forma en que descrubiste el otoño.
Un beso :)

Vicky dijo...

La combinación de colores del otoño es lo que mas me fascina, hace años teniamos una pequeña caravana en plena montaña, mi relajación era no cesar de mirar esos árboles con miles de colores como dándome la bienvenida... era paz para mis ojos.

Felipe Sérvulo dijo...

Estás últimamente que te sales, otros le dicen inspiración.
Un abrazo.
El jueves vuelvo a Jaén.

Noray dijo...

"un abrigo azul de acacias" Es sin lugar a dudas el abrigo más bello.


Saludos

toñi dijo...

Que bonito tu poema para el otoño, reconfortante como un abrigo azul de acacias. Un beso

David dijo...

bueno, un placer leer algo tan bello. Pasaré más por acá. uN SALUDO Y TE ENLAZO!!

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Con lo que me gusta el otño, me ha dado un gustazo leerte

mi despertar dijo...

Bell bueno bonito besos

amigoplantas dijo...

Las acacias en otoño son un espectáculo sublime