viernes, 28 de noviembre de 2008


TENGO el corazón verde
de respirar luz.
Blanca, la frente ancha,
azul, la garganta,
amarillo el plexo
y naranja, el bajo vientre.

Sinfonía de colores
atraviesan la barrera
de mi cuerpo dormido.
Se funden con el miedo.
Buscan el sol.

Magia de vida
afortunada,
bendecida una vez más
por sortilegios.
Ángeles de verano.

Energías fluyendo
día y noche.
Mar de siempre.
Fuego de alas quietas.

Alodia

6 comentarios:

Old Man dijo...

El cuerpo es la paleta de colores que pinta nuestro universo... el tuyo salió muy bello.

abrazos.

Jesus Dominguez dijo...

Muy bonito. La primera estrofa es de alta escuela, por su forma y su música.

Un saludo

Jesús Domínguez

santiago dijo...

preciosas estrofas en una preciosa composición, un placer leerte

Vicky dijo...

La vida es todo un universo de colores, como si fuera la escalera de un Arco Iris, a veces un peldaño es de un color bueno y otro no tan bueno, uno claro y otro mas oscuro, uno arriba y dos abajos...
Gracias me ha gustado mucho, como siempre... Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Colores que sabiendo utilizarlos nos ayudan a mejorar nuestras vidas y crecer.

Gracias por visitrme, cariños

Myr dijo...

Arco Iris imantado, energia radiante....... .plexos que se abren cual petalos de flor...
mucha luz irradia este poema....

Y haciendo Eco del comentario de Old Man," bello, bello "...

Beso